martes, 22 de noviembre de 2011

cacao nenezolano


Cacao venezolano

El cacao es una fruta de origen tropical con la que se produce el chocolate. Su importancia en la economía fue enorme, ya que era uno de los productos del nuevo continente más codiciados por los Europeos. Se cultiva en arbustos de 2 a 3 metros que deben estar a la sombra, por lo cual normalmente se encuentran bajo árboles más grandes como el cedro, el bucare, el mango, o el plátano, entre otros...
El árbol del cacao normalmente tiene entre 10 y 15 frutos, pero en algunas ocasiones puede llegar a 20.

Hay dos tipos de cacao: uno es rojo y al madurar se transforman en morado  y el otro es verde y cuando madura se torna amarillo. 
El cacao tiene unas semillas que se pueden chupar como un mamón o una guanábana. Estas semillas están cubiertas por una sustancia gelatinosa. Son dulces y muy sabrosas.


Cuando el cacao está maduro, se corta del árbol y se deja a la sombra sobre hojas de plátano por unos 3 a 6 días, para que se fermente. Es importante que tenga humedad, pero no se puede mojar con la lluvia. Luego, es puesto al sol para su secado otros 3 a 6 días.
Cuando los granos ya están secos se tuestan en un horno y luego se les quita la cáscara y se trituran. Finalmente, para preparar el chocolate se añade azúcar y leche.

Desde siempre el árbol del cacao ha nacido en tierras venezolanas y su fruto fue cultivado y manipulado por nuestros indígenas antes de la conquista. Lo que se inició en tiempos de la colonia fue su comercialización, producto de una gran demanda en los mercados de Europa y América. Así surgieron los "grandes cacaos" una clase mercantil y agricultora pudiente que impulsó la economía venezolana hasta que los sucesos independentistas y otros dos productos: primero el café y luego el petróleo, irrumpieron en la escena y lo desplazaron de su sitial de honor.
Uno de los usos más conocidos del cacao es como materia prima para la elaboración del chocolate, pero muy pocos conocen que detrás de esa golosina, quizás la más codiciada y demandada en el mundo, se encuentra un noble fruto de surcos profundos que se cultiva en arbustos de dos a tres metros que crecen a la sombra de árboles más grandes como el cedro, el bucare, o el mango, entre otros. Cada arbusto produce entre 10 y 15 frutos en cuyo interior se encuentran unas semillas que después de secarlas, tostarlas y triturarlas dan origen a la pasta de cacao.

5 comentarios:

  1. Ta muy bien todo, menos un pedaso que no se lee porque, esta en negro D:

    ResponderEliminar
  2. esta bien la informacion, pero que paso con el ultimo parrafo? :s

    ResponderEliminar